Nosotras, las campesinas, indígenas y trabajadoras de La Vía Campesina, provenientes de América, África, Europa y Asia, reunidas esta semana en Negombo, Srilanka, para la Reunión Global de Articulación de Mujeres, condenamos unánimemente todas las formas de violencia y discriminación contra las mujeres y las niñas en todas partes del mundo.

Como La Vía Campesina creemos que es urgente organizar luchas colectivas y articuladas para denunciar y poner fin a la violencia histórica contra las mujeres; aun en nuestros días las mujeres enfrentamos violencia en nuestros países, hogares y organizaciones; estos hechos están arraigados fuertemente en el patriarcado, en la violación y en la cosificación de las mujeres; hoy por la fuerza de los hechos es indispensable que la violencia sea expurgada de la sociedad, de los territorios, de los cuerpos y vidas de las mujeres.

Es por esto, que este 25 de noviembre, Día Internacional la eliminación de la Violencia contra las Mujeres, así como todos los días, nosotrxs, las mujeres y hombres de La Vía Campesina decimos: ¡Basta de Violencia contra las Mujeres, no más silencio! ¡Resistimos y enfrentamos al patriarcado y al capitalismo! Denunciamos todos los tipos de violencia que aún afectan a muchas mujeres en el campo y en la ciudad. Nos animamos a luchar contra la barbarie, el fascismo y el irrespeto a la vida, necesitamos luchar este día y en todos los días como clase trabajadora. Entendemos que el capitalismo es la mayor fuente de las desigualdades y donde se generan las demás violencias, por eso la lucha es de clase.

Nuestra propuesta y nuestras herramientas para la transformación vienen del campo, donde las mujeres tenemos nuestras raíces fuertes, de la tierra cultivada con agroecología y en la soberanía alimentaria; de la búsqueda colectiva de construcción de la igualdad en nuestros espacios de actuación y estudio, de las mujeres participando en las luchas, en las marchas, de la necesidad de construir la nueva mujer y el nuevo hombre para la nueva sociedad que cultivamos grano a grano. Como La Vía Campesina tenemos claro que la única posibilidad de acabar con el machismo es enfrentar la opresión y explotación, y que sólo mujeres y hombres organizados en nuestros movimientos populares, campesinos, urbanos, de los mares y bosques podemos enfrentar esta lucha hasta el final, hasta construir la igualdad.

Nosotrxs, campesinas y campesinos del mundo organizados en la Vía Campesina, con un conjunto de 182 organizaciones miembros, en 81 países donde nos articulamos en la base, decimos: ¡Sí a la igualdad y justicia, basta de violencia contra las mujeres! Queremos y nos comprometemos cotidianamente en construir una vida sin violencia, sin discriminación y sin explotación hacia las mujeres.

¡En la sociedad que queremos, basta de violencia contra las mujeres!

Comunicado de La Vía Campesina. Negombo, 25 de noviembre de 2018

viacampesina.org