“La combinación de la medicina tradicional china y occidental en el tratamiento del coronavirus (Covid-19) ha demostrado ser efectiva”, ha afirmado Yu Yanhong, portavoz del Ministerio de Sanidad Chino, quien ha señalado que el método puede mejorar rápidamente la condición de los pacientes con síntomas leves, como fiebre, tos, dolor de garganta, debilidad y falta de apetito. Además, puede ayudar a reducir la duración de las estancias en el hospital. Los expertos también encuentran que la combinación puede ayudar a prevenir el desarrollo de síntomas leves en condiciones graves y críticas, lo que reduce la tasa de mortalidad de la enfermedad. ¿Quieres saber más sobre la medicina tradicional china y sus efectos frente al coronavirus? Te invitamos a asomarte a su milenaria experiencia a través de esta entrevista a los doctores en Farmacia Carlos Llopis y en Derecho Ramón Mª Calduch, respectivamente, de la Fundación Europea de Medicina Tradicional China.

En ella, detallan las “tres fórmulas y tres medicamentos” que, según la Administración Estatal de Medicina Tradicional China, se han revelado como efectivos para frenar el virus. Informan que ahora mismo en España no se pueden aplicar, ya que ninguno de esos seis productos se encuentra registrado y que normalmente se pueden conseguir fácilmente en Holanda y en Inglaterra, “pero en estos momentos es difícil que se puedan importar del Reino Unido, por el Brexit y porque los distribuidores holandeses han roto stocks, debido a la gran demanda de las últimas semanas, fundamentalmente de la comunidad china en los países europeos”, explican.

Finalmente, hacen una recomendación: “Nuestro Gobierno debería aprovechar la ventaja que nos llevan los médicos chinos, por el simple hecho de haber sufrido el mismo problema, con unos meses de antelación. Deberíamos ser menos prepotentes y aprovechar la oferta de colaboración desinteresada que el Ministro Consejero de la Embajada China en Madrid Sr. Yao Fei, en nombre de su Gobierno, ha ofrecido públicamente en más de una ocasión”. De hecho, según aseguran estos doctores en Farmacia (Dr. Carlos Llopis) y en Derecho (Dr. Ramón Mª Calduch) de la Fundación Europea de Medicina Tradicional China, “el Gobierno y diferentes instituciones de MTC de China se han ofrecido, no sólo a enviar médicos para ayudarnos, sino también productos de fitoterapia, mediante donaciones, como se ha hecho en Italia, sin que por el momento haya habido respuesta alguna por parte de nuestro Gobierno a tal ofrecimiento”.

FEMENINO RURAL.- ¿Cuáles han sido las terapias de medicina tradicional china que mejor han funcionado?

CARLOS LLOPIS / RAMÓN Mª CALDUCH.- Como nos explica Zhao Shiyue, en un artículo publicado en people daily, aunque también se ha utilizado la acupuntura, fundamentalmente ha sido la fitoterapia tradicional china la que ha tenido más relevancia en la prevención y tratamiento del COVID-19 en China.

Efectivamente, la medicina tradicional china ha desempeñado un papel fundamental en la prevención, el tratamiento y la curación del COVID-19. Las cifras oficiales muestran que, hasta el domingo 15 de marzo, el 91,6% de los pacientes en la provincia de Hubei, el epicentro del brote, y el 92,4% de los pacientes en todo el país habían sido tratados con medicina tradicional china.

Según la Administración Estatal de Medicina Tradicional China, se ha demostrado que «tres fórmulas y tres medicamentos» son efectivos para frenar el virus. Dichos remedios son:

  1. Gránulos Jinhua Qinggan

Los gránulos Jinhua Qinggan se desarrollaron durante la pandemia de influenza H1N1 en 2009. Están compuestos de 12 ingredientes a base de hierbas que incluyen madreselva, menta y regaliz y puede reducir la fiebre y desintoxicar los pulmones.

Tienen un efecto curativo en el tratamiento de pacientes con síntomas leves y moderados y mejoran la tasa de recuperación de linfocitos y glóbulos blancos, así como reducen la tasa de pacientes que empeoran.

A principios de febrero, 102 pacientes con síntomas leves en Wuhan tomaron gránulos Jinhua Qinggan como parte de su tratamiento. Solo el 11,8% empeoró, y los pacientes tardaron solo un día y medio en reducir su fiebre.

Un experimento comparativo mostró que los pacientes que tomaron gránulos Jinhua Qinggan dieron negativo en la prueba de coronavirus dos días y medio antes que un grupo que no tomó los gránulos. El grupo tratado con los gránulos también tardó ocho días en mostrar mejoría, mientras que el otro grupo tardó 10,3 días.

  1. Cápsulas/Gránulos Lianhua Qingwen

Lianhua Qingwen es una medicina tradicional china comúnmente utilizada para el tratamiento del resfriado y la gripe. Compuesta por 13 ingredientes herbales, ha demostrado efectos curativos en pacientes con síntomas leves, especialmente para aliviar la fiebre, la tos y la fatiga. Estas cápsulas pueden reducir la posibilidad de empeoramiento de los síntomas y ayudan a los pacientes a dar negativo.

  1. Ampollas Xuebijing

Estas ampollas fueron desarrolladas y comercializadas durante la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en 2003. Contienen cinco extractos de hierbas, y su función principal es desintoxicar y eliminar la estasis sanguínea. Por lo general, se usa para tratar la sepsis.

Es un medicamento eficaz para suprimir el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica inducida por la infección en el tratamiento de pacientes graves y en estado crítico, así como para reparar la función alterada de los órganos.

Los estudios clínicos iniciales han demostrado que la inyección, combinada con la medicina occidental, puede aumentar la tasa de alta hospitalaria y reducir la tasa de empeoramiento. La investigación básica también ha encontrado que tiene un cierto efecto antiviral in vitro que puede inhibir significativamente los factores inflamatorios inducidos por el nuevo coronavirus.

El nuevo coronavirus también tiende a causar una coagulación excesiva en el cuerpo que conduce a la embolia orgánica y daña los tejidos. Xuebijing puede ayudar a prevenir la coagulación excesiva y la formación de trombos.

Un experimento comparativo de 710 casos realizados conjuntamente por más de 30 hospitales, mostró que este medicamento, combinado con el tratamiento regular, puede reducir la tasa de mortalidad de pacientes graves en un 8,8% y acortar la hospitalización de la unidad de cuidados intensivos en 4 días.

Otro proyecto ha demostrado que 156 pacientes graves y críticos de 32 hospitales tratados con las ampollas Xuebijing desde finales de enero mejoraron considerablemente.

La investigación sobre la seguridad clínica de Xuebijing también mostró que la tasa de reacción adversa fue de aproximadamente 0,3%, una cifra muy segura, y no tuvo efectos adversos con otros antibióticos o tratamientos.

  1. Solución de limpieza y desintoxicación pulmonar

La solución de limpieza y desintoxicación pulmonar se deriva de varias recetas clásicas en un trabajo de medicina tradicional china conocido como Tratado sobre enfermedades febriles producidas por el frío (Shang Han Za Bing Lun), que fue escrito por Zhang Zhongjing en algún momento antes del año 220 D.C. Tiene 21 componentes herbales y es principalmente eficaz para mejorar los síntomas de fiebre, tos y fatiga, así como la afección pulmonar, como lo demuestran las tomografías computerizadas en pacientes graves.

Los estudios han demostrado que la solución puede regular múltiples vías de señalización celular, ya que las células se comunican entre sí al recibir y procesar señales químicas en respuesta a cambios ambientales, para inhibir la replicación del virus y evitar o mitigar las tormentas de citoquinas, que son una reacción exagerada de las células que dañan el sistema inmune.

La solución se dirige a los pulmones y también puede proteger otros órganos. Se puede usar como una receta general para tratar pacientes leves, moderados, graves y críticos.

Tong Xiaolin, investigador jefe de la Academia China de Ciencias Médicas Chinas, refiere que 1.261 pacientes con el nuevo coronavirus en 10 provincias tomaron la solución. De ellos, 1.102 se recuperaron y 29 no volvieron a tener síntomas, y otros 71 mostraron mejoría. Además, ningún caso mostró un empeoramiento.

También hubo 40 pacientes graves que utilizaron la solución. Después de tomar el medicamento, 28 fueron dados de alta del hospital y 10 mejoraron, y sus síntomas cambiaron de severos a leves.

  1. Fórmula HuaShiBaiDu

La fórmula HuaShiBaiDu es una receta central desarrollada por el equipo nacional de medicina tradicional china de la Academia China de Ciencias Médicas Chinas.

Compuesta por 14 componentes herbales, la fórmula se basa en las recomendaciones del diagnóstico nacional temprano y el plan de tratamiento, así como las experiencias de la práctica clínica en el Hospital Jinyintan de Wuhan.

Su objetivo principal es desintoxicar, eliminar la humedad y el calor del cuerpo y aliviar la tos para lograr un equilibrio interno del organismo. Se puede usar para tratar pacientes con síntomas leves, moderados y graves.

Esta receta tiene un efecto de tratamiento integral en diferentes etapas del COVID-19 y puede acortar significativamente la duración de las hospitalizaciones y mejorar los síntomas clínicos y las afecciones pulmonares, como lo demuestran las tomografías computerizadas y otros exámenes. Los estudios en cobayas encontraron que la fórmula puede reducir la carga viral pulmonar en un 30%.

  1. Gránulos XuanFeiBaiDu 

Los gránulos Xuanfeibaidu, con 13 componentes a base de hierbas, están basados en varias recetas tradicionales clásicas.

Este medicamento puede desintoxicar los pulmones y eliminar la humedad y el calor, y se usa para tratar pacientes con síntomas leves y moderados. La investigación ha demostrado que la prescripción puede acortar el tiempo que tardan los síntomas clínicos en desaparecer y que la temperatura vuelva a la normalidad, y puede prevenir de manera efectiva el deterioro de los pacientes leves y moderados.

FR.- ¿Sería posible aplicarlas aquí?

C.Ll. / R.M.C.- Ahora mismo NO, debido a que en España ninguno de los seis productos indicados se encuentra registrado. De hecho, toda la fitoterapia china, incluso prácticamente toda la occidental, que se vende en España, lo hace como complemento alimenticio y no como medicamentos a base de plantas, que sería lo que correspondería.

Para mayor inri, los complementos alimenticios se registran no en España, sino en otros países de la UE, fundamentalmente en Bélgica, más abiertos a las terapias naturales que nuestro país y después se comunican a las autoridades sanitarias de aquí, en base al sistema comunitario de “reconocimiento mutuo”.

Otro problema que existe, es que en España no hay muchos terapeutas que conozcan bien la fitoterapia de la medicina china y, en consecuencia, se prescribe poco. Los dos factores juntos, la dificultad de acceso y el poco volumen, hacen que la fitoterapia que nos llega a los consumidores sea muy cara y no esté al alcance de cualquier bolsillo.

Los productos antes indicados se pueden conseguir fácilmente en Holanda y en Inglaterra, pero en estos momentos es difícil que se puedan importar del Reino Unido, por el Brexit y los distribuidores holandeses han roto stocks, debido a la gran demanda de las últimas semanas, fundamentalmente de la comunidad china en los países europeos.

El gobierno y diferentes instituciones de MTC de China se han ofrecido, no sólo a enviar médicos para ayudarnos, sino también productos de fitoterapia, mediante donaciones, como se ha hecho en Italia, sin que por el momento haya habido respuesta alguna por parte de nuestro gobierno a tal ofrecimiento.

FR.- ¿Cómo está consiguiendo China controlar la pandemia?

C.Ll. / R.M.C.- El pasado 31 de diciembre, el gobierno de Xi Jinping anunció el primer caso de coronavirus y el goteo desde entonces y hasta hoy ha sido constante en prácticamente todo el mundo. La rapidez con la que se confirmaban nuevos casos llevó a las autoridades del país a actuar con muchísima rapidez y a drásticas medidas. Comenzó cerrando Wuhan para evitar la exportación de contagios. Después vino la cuarentena de sus 1.400 millones de habitantes en sus hogares, los controles de tráfico, la cancelación de actos multitudinarios y de cualquier actividad grupal, los miles de controles de detección del virus en calles y edificios, el lavado de billetes y la puesta en marcha de casi 2.000 equipos profesionales epidemiológicos.

Casi tres meses después, China puede decir que ha logrado contener en gran medida la propagación del brote. La cifra de nuevos casos diarios ha ido disminuyendo progresivamente y este mismo viernes un experto del gobierno, Zhang Boli, ha anunciado en una entrevista con el diario local People’s Daily que estiman que el número de nuevos contagios será “cero” a finales de marzo.

La actuación del gobierno chino ha sido reconocida por el propio director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, que ha instado a los países afectados a buscar soluciones para detener la propagación siguiendo el ejemplo de China: “La experiencia nos ha demostrado que este no es un camino de un único sentido”, sentenciaba.

A muy grandes rasgos, porque no es una estrategia única, sino que su implantación varía, en función de la realidad de cada zona geográfica, podríamos decir que la aplicación de dicha estrategia está basada en tres grandes principios: prevenir, aislar y tratar.

Efectivamente, por un lado, para conseguir evitar el virus COVID-19 y sus efectos es importante, por un lado, evitar el contagio y, por otro, disponer de un sistema inmunitario fuerte, que permita a nuestro cuerpo defenderse de dicho virus. Por otro lado, es muy importante aislar a los que han adquirido el virus, para evitar el contagio a otras personas y, finalmente, hay que tratar a los enfermos que han adquirido el virus por contagio.

La medicina china, en combinación con la medicina alopática occidental, se ha demostrado eficaz tanto en la prevención como en el tratamiento de la enfermedad por COVID-19. La combinación de la medicina tradicional china y occidental en el tratamiento del coronavirus (Covid-19) ha demostrado ser efectiva, según ha señalado Yu Yanhong, portavoz del Ministerio de Sanidad Chino, quien ha señalado que el método puede mejorar rápidamente la condición de los pacientes con síntomas leves, como fiebre, tos, dolor de garganta, debilidad y falta de apetito.

Además, Yu, quien también es el subdirector de la Administración Nacional de la Medicina Tradicional China, ha explicado que puede ayudar a reducir la duración de las estadías en el hospital. Los expertos también encuentran que la combinación puede ayudar a prevenir el desarrollo de síntomas leves en condiciones graves y críticas, lo que reduce la tasa de mortalidad de la enfermedad.

FR.- ¿En qué medida se han complementado la medicina occidental con la tradicional contra el virus?

C.Ll. / R.M.C.- Un estudio en 102 casos leves mostró que los síntomas clínicos de quienes recibieron el tratamiento combinado, de medicina occidental y medicina china, desaparecieron dos días antes que el grupo de control, y la tasa de recuperación mejoró un 33 por ciento. Además, se ha observado que la medicina tradicional china puede mejorar efectivamente la cantidad de linfocitos, un indicador de la recuperación del paciente.

En otro estudio sobre casos de afecciones graves, los pacientes que recibieron el tratamiento combinado permanecieron un promedio de más de dos días menos en el hospital que el grupo control, con múltiples indicadores mejorando.

«En el futuro, mejoraremos aún más el plan de tratamiento de medicina tradicional y occidental para darle un papel más importante en salvar a los pacientes«, ha señalado Yu Yanhong, portavoz del Ministerio de Sanidad Chino.

La Medicina Tradicional China (MTC) se ha aplicado ampliamente en el tratamiento de pacientes con la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19) en China. «Desde la admisión del primer caso Covid-19 en nuestro hospital, los profesionales médicos del departamento de medicina tradicional china se han involucrado en el proceso de tratamiento«, ha señalado Wang Xianbo, especialista en el Hospital Ditan de Pekín.

Wang ha afirmado que la medicina tradicional china (TCM) demostró ser efectiva para reducir los síntomas de fiebre, tos y cansancio en casos leves y para mejorar, en gran medida, algunos casos graves cuando se usa en combinación con la medicina occidental.

La administración de TCM en Zhejiang, al este de China, ha afirmado que ninguno de los pacientes en los hospitales designados en la provincia había desarrollado casos graves después de la aplicación oportuna de TCM. Mientras que en el Hospital Mianyang de TCM en la provincia de Sichuan, suroeste de China, se aplicó TCM a 18 trabajadores médicos que tuvieron contacto cercano con un paciente confirmado de Covid-19 durante el período de cuarentena.

Desde el brote de Covid-19, las autoridades centrales chinas han destacado en muchas ocasiones la aplicación de la medicina tradicional china, combinada con la medicina occidental, en el tratamiento de pacientes.

Según la Administración Nacional de TCM, los equipos de expertos médicos en 31 regiones a nivel provincial incluyen especialistas en TCM, y la mayoría de las regiones han realizado esquemas de tratamiento de TCM localizados para la enfermedad.

FR.- ¿Qué otras terapias se han utilizado?

C.Ll. / R.M.C.- Además de la fitoterapia china, en combinación con la medicina occidental, la acupuntura también se ha utilizado con éxito en el tratamiento del COVID-19.

La acupuntura y moxibustión juegan un papel activo en la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas, habiendo participado activamente frente al COVID-19, en la prevención y el control, logrando buenos resultados, y estableciéndose las Directrices sobre Intervención de Acupuntura y Moxibustión para el COVID-19 (Guidelines on Acupuncture and Moxibustion Intervention for COVID-19, second edition).

FR.- ¿Qué consejos daríais al Estado español en estos momentos contra el coronavirus?

C.Ll. / R.M.C.- Obviamente, en la fase en que estamos, es muy importante el “aislar”, para evitar el contagio, y también el “tratamiento” de los enfermos. No hay que olvidar, sin embargo, la “prevención”.

La suma de estos tres factores, junto con la ayuda de factores exógenos, como que acabamos de entrar en la primavera y nos acercamos al verano, nos habrán de marcar la temporalización en la salida de este problema que está, actualmente a finales de marzo, justo en una fase inicial en España.

Lamentablemente, los hábitos de nuestro país no son de lo más saludables y, en consecuencia, la mayoría de la población (y no sólo los mayores) no disponemos de un sistema inmunitario en condiciones de hacer frente a enfermedades como el COVID-19, por lo que el contagio, caso de entrar en contacto, estará asegurado en la gran mayoría de casos.

Nuestro gobierno debería priorizar la solución a este problema, frente a otros aspectos de tipo político e institucional y aprovechar la ventaja que nos llevan los médicos chinos, por el simple hecho de haber sufrido el mismo problema, con unos meses de antelación. Deberíamos ser menos prepotentes y aprovechar la oferta de colaboración desinteresada que el Ministro Consejero de la Embajada China en Madrid Sr. Yao Fei, en nombre de su gobierno, ha ofrecido públicamente en más de una ocasión.

También, respecto a una medicina tradicional, como la Medicina Tradicional China, que se ha demostrado eficaz en los tratamientos del COVID-19, en lugar de poner en cuestión de manera arrogante su “evidencia científica”, después de más de 2.500 años de existencia y de solucionar los problemas de salud del pueblo chino.

A grandes males, grandes remedios, reza el refranero popular. De esta pandemia saldremos, más o menos “tocados” pero lo importante es ver que sucederá el próximo invierno y ésta es una oportunidad de oro, para cambiar muchos malos hábitos y costumbres poco saludables, tanto en el ámbito personal, como en el profesional y de “modus vivendi”.

Visits: 353