“Si tiene patología oftalmológica puede preguntar sus dudas o enviarnos una fotografía de su ojo a través de este email”, se podía leer a mediados de julio en un cartel en el Hospital de Santa Bárbara de Soria, una de las provincias más castigadas en la primera ola de COVID19. El cartel es tan increíble, que la plataforma Soria ¡YA! preguntó a través de Twitter a la Consejería de Sanidad de Castilla y León si podía aclarar si ese servicio era real o ‘fake’. En el tuit mencionaban también al vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea. “Efectivamente hemos averiguado que el cartel es real y está colocado en el Hospital Santa Bárbara, el único de que disponemos en la provincia de Soria. Con respecto a la Junta de Castilla y León no hemos recibido respuesta alguna”, contestó Soria ¡YA! a las preguntas de FemeninoRural.

El del ojo es un ejemplo visual del lamentable estado en que se encuentra la sanidad pública de Castilla y León en estos tiempos de coronavirus. La tendencia a recortar personal y recursos ya comenzó mucho antes de la pandemia, se agudizó al inicio de la presente legislatura gobernada por PP y Ciudadanos y se ha agravado después. Algo que alcanza cotas alarmantes en el caso de la sanidad rural, que ha visto cerrarse la mayor parte de los consultorios de salud, en una estrategia previa al estado de alarma, que con la excusa del COVID19 ha sido finalmente implementada sin paliativos por parte de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, de Ciudadanos, que ha pasado de ser considerada la mejor médica de familia del mundo a la “cierrapueblos”. Y esto es así a pesar de los miles de millones de euros anunciados en los últimos meses por parte de las distintas Administraciones Públicas presuntamente para la Sanidad…

Muchos consultorios locales permanecen cerrados, la ‘cita previa’ se ha convertido en un ‘triaje telefónico’, sigue habiendo plazas sin cubrir y cada nueva noticia parece un paso atrás…

Sanidad Rural

Preguntado sobre la situación actual de la sanidad en Castilla y León, el colectivo Sanidad Rural hace una valoración muy negativa: “Muchos consultorios locales permanecen cerrados, la ‘cita previa’ se ha convertido en un ‘triaje telefónico’, sigue habiendo plazas sin cubrir y cada nueva noticia parece un paso atrás… Se ha hecho público un reportaje en ‘Laopinióndezamora.es’ en el que se informa de que los ayuntamientos están rechazando la propuesta de dotar al personal médico de un teléfono móvil para evitar el colapso telefónico de los Centros de Salud. En la noticia se dice: «Según la petición transmitida por el Coordinador Médico, el teléfono móvil sería “un medio de comunicación habitual que les permitiera organizar las citas y el envío de documentos clínicos, tanto a los sanitarios como a los pacientes evitando desplazamientos innecesarios”». Realmente dudamos de la legalidad de la propia propuesta. ¿Envío de documentos clínicos por móvil? ¿Bajo qué protección de datos, a través de qué plataforma, con qué seguridad, quién se hará responsable si esos datos se venden a terceros? Tenemos muchas dudas al respecto. Por otro lado, también apareció la noticia en ‘El Diario de Ávila’ de que “La reordenación de la Atención Primaria comenzará este otoño” (como si no hubiera empezado ya…). En cualquier caso, no son buenas noticias y habrá que seguir haciéndole frente a estas decisiones políticas que afectan al día a día de las personas rurales. Al fin y al cabo, no son movilizaciones por tener más o menos recursos, sino por tener o no Atención Primaria en Salud cerca de las personas, cuya necesidad es un consenso internacional desde la Declaración de Alma-Ata en 1978”.

Este colectivo, que organizó una manifestación virtual por la sanidad rural el pasado 20 de junio y ha conseguido reunir más de 25.000 firmas para su Manifiesto, sigue luchando Por una Sanidad Rural Digna y de Calidad. Su más reciente iniciativa es una Carta al Procurador del Común (el Defensor del Pueblo en Castilla y León) en la que solicitan “que frene el Nuevo Modelo de Atención Sanitaria en el Medio Rural y que inste a los procuradores de las Cortes regionales, así como a la Junta de Castilla y León, a que reformulen el Modelo teniendo en cuenta los principios de no discriminación, disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad, calidad y universalidad, que rigen el derecho a la salud”. Toda la información sobre esta Carta se puede ver en este enlace.

Para este mes de agosto, el colectivo está organizando un Festival de Cortos con temática de sanidad rural. Las bases pueden consultarse en: https://www.sanidadrural.es/festival/. Hay de plazo hasta el 19 de agosto y se lanzará el día 22 a las 18 horas en YouTube.