El clima reduce a la mitad la cosecha de miel