No son la vacuna contra el coronavirus, pero sí son potentes antivirales naturales que forman parte de nuestra cocina mediterránea de andar por casa y que nos pueden ayudar a protegernos frente al COVID19. Nos referimos a verduras como la col, o especias como el jengibre o la canela. Femenino Rural ha preguntado a los doctores en Farmacia Carlos Llopis y en Derecho Ramón Mª Calduch, respectivamente, de la Fundación Europea de Medicina Tradicional China, si estos alimentos antivíricos son útiles contra el coronavirus. Esto es lo que nos han contestado:

“En China, además de utilizar la fitoterapia como remedios medicinales, también se utiliza mucho la tradición culinaria para el tratamiento de enfermedades. Lo de “somos lo que comemos”, allí lo tienen muy asumido hasta el punto de que su estado de salud es muy tenido en cuenta, a la hora de cocinar.

La col es muy popular en el mundo de la medicina natural, primero por sus propiedades culinarias y en segundo lugar por sus beneficios para la salud. Se caracteriza por presentar una elevada cantidad de fibra y ser muy rica en vitaminas y minerales, lo que le confiere potentes propiedades antioxidantes, muy importantes para fortalecer el sistema inmunitario, y al mismo tiempo necesario para fomentar la actividad antiviral de muchos productos.

La miel, un componente culinario muy frecuente en nuestras cocinas y que forma parte de la dieta alimentaria de nuestra cultura, aporta muchos nutrientes y al mismo tiempo cantidad de vitaminas y minerales, potenciando la actividad antioxidante. Desde el punto de vista de la MTC se identifican acciones hidratantes y suavizantes, lo que nos puede mejorar, en gran medida, la ventilación pulmonar, en casos de afectación de las vías altas, con mucha sequedad.

La canela, una especia muy agradecida, pero como elemento fitoterápico también, por sus propiedades calefactoras y emenagogas, que contrarrestan las dificultades en la circulación energética y de la sangre. Lo que conlleva a una buena reducción del dolor, potenciando la analgesia.

Y finalmente, el jengibre, como uno de los elementos culinarios, tal vez más extendido por todas las culturas mundiales. Se trata de un elemento muy utilizado en la medicina china, que suele formar parte de gran cantidad de formulaciones de la fitoterapia tradicional china, no solo como elemento de vital importancia dentro de la formulación, sino también por sus propiedades conductoras y moderadoras. Además, es un elemento importante en la lucha de las agresiones externas, de patógenos externos, que intentan invadir el organismo. Y si a todo ello, le añadimos su capacidad digestiva, y sobretodo antiemética, hace que sea un elemento coadyuvante en gran cantidad de procesos, incluso cuando hay que dar una solución preliminar a esas agresiones externas que favorecen la presencia de elementos tóxicos”.

Visits: 536