FR.- Este miércoles, 7 de febrero, el Comité de Representantes Permanentes (COREPER) de los Estados miembros de la Unión Europea se reunió para tratar de llegar a un acuerdo del Consejo sobre la propuesta de desregulación de los OGM/nuevas técnicas genómicas (NTG), sobre la base de un texto de la Presidencia belga. El COREPER no llegó a ningún acuerdo, lo que impide iniciar negociaciones con el Parlamento y la Comisión (el llamado diálogo tripartito) antes de las elecciones europeas de junio de 2024, según informa en un comunicado la Coordinadora Europea Vía Campesina (ECVC), que celebra la oposición de los Estados miembros de la UE a «esta propuesta insostenible». La negativa de la Comisión a autorizar a los Estados la prohibición del cultivo de NTG en sus territorios, y la puerta abierta a la confiscación de todas las semillas por patentes, denunciadas por ECVC desde el inicio de este proceso, son los principales puntos de bloqueo. «Esta es una victoria para las organizaciones campesinas, que piden a los Estados miembros que sigan defendiendo los derechos de lxs agricultorxs y de lxs consumidorxs, oponiéndose a este proyecto inaceptable», aseguran desde la Coordinadora.

Sin embargo, este mismo día, en el Parlamento Europeo, una pequeña mayoría se posicionó a favor de la desregulación de los OGM-NTG, en una votación plenaria. ECVC condena esta votación, que «va radicalmente en contra de los derechos de lxs campesinxs sobre las semillas, los derechos de lxs ciudadanxs a alimentos libres de OGM, el principio de precaución establecido en el artículo 191 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), y las obligaciones internacionales de la UE».

La ECVC pide al Consejo que mantenga su oposición a la desregulación de los OGM-NTG y al Parlamento Europeo que inste a la Comisión a enmendar la legislación europea en materia de patentes, para proteger los derechos agricultores, de las pequeñas empresas de semillas, así como la soberanía alimentaria

Según la ECVC, «lxs eurodiputadxs votaron a favor de una propuesta completamente incoherente desde el punto de vista jurídico y sin ninguna base científica, como ha señalado recientemente la agencia francesa de seguridad sanitaria ANSES. Para aprobar esta votación inaceptable, lxs eurodiputadxs nos hacen dos promesas que ellxs no podrán cumplir:

  • Lxs eurodiputadxs afirman que se garantizará la trazabilidad de los NTG y el etiquetado de los productos (enmiendas 264 y 265). Sin embargo, se negaron a hacer que la publicación de los métodos para detectar e identificar los OGM-NTG fuese obligatoria. Por esta razón, será imposible garantizar el cumplimiento de las obligaciones de trazabilidad y, por tanto, el etiquetado en toda la cadena alimentaria. Sin esta garantía, las empresas de semillas podrán «olvidarse» de forma segura de declarar que sus semillas son NTG.
  • En cuanto a las patentes, que son la principal preocupación de lxs campesinxs y de las pequeñas empresas de semillas, lxs eurodiputadxs afirman que se garantizará la no patentabilidad de las NTG. Al proponer modificar la legislación europea en materia de patentes (Directiva 98/44/CE), el Parlamento Europeo envía una señal política interesante. Ahora bien, esta enmienda no podrá limitar el alcance de una patente únicamente a los productos vegetales obtenidos mediante la invención patentada en cuestión, puesto que la obligación de publicar los procedimientos para distinguir la información genética patentada de cualquier otra información genética «nativa» obtenida convencionalmente seguirá ausente. ECVC también recuerda que el Parlamento Europeo no puede decidir modificar el Derecho europeo de patentes por iniciativa propia. Solo puede validar, rechazar o modificar una propuesta de la Comisión, que solo prevé la publicación de un estudio sobre las patentes en 2025… Además, cualquiera modificación requeriría el acuerdo del Convenio sobre la Patente Europea, que reúne a países no pertenecientes a la UE. El proceso sería largo, complejo y altamente incierto.

Por lo tanto, en su estado actual, la propuesta no protege a lxs campesinxs y las pequeñas empresas de semillas contra el abuso de patentes y los procedimientos de infracción que se harían realidad en caso de desregulación de los OGM-NTG, especialmente porque cualquier patente concedida antes de que se resuelva este problema seguirá siendo válida durante 20 años».

Por ello, la ECVC pide al Consejo que mantenga su oposición a la desregulación de los OGM-NTG y al Parlamento Europeo que adopte una resolución en la que insta la Comisión a que proponga una enmienda a la legislación europea en materia de patentes, con el fin de proteger los derechos de lxs agricultorxs, de las pequeñas empresas de semillas, así como la soberanía alimentaria.

Imagen destacada: «Panís – Maíz – Maize (Zea mays)» by fturmog is licensed under CC BY-NC-SA 2.0.

Fuente: Coordinadora Europea Vía Campesina