“Sólo cuando la mirada se abre al par de lo visible se hace una aurora. Y se detiene entonces, aunque no perdure y sólo sea fugitivamente, sin apenas duración, pues que crea así el instante. El instante que es al par indeleblemente uno y duradero. La unidad, pues, entre el instante fugitivo e inasible y lo que perdura. El instante que alcanza no ser fugitivo yéndose.

Inasible. El instante que ya no está bajo la amenaza de ser cosa ni concepto. Guardado, escondido en su oscuridad, en la oscuridad propia, puede llegar a ser concepción, el instante de concebir, no siempre inadvertido.

Y así, la mirada, recogida en su oscuridad paradójicamente, saltando sobre una aporía, se abre y abre a su vez, “a la imagen y semejanza”, una especie de, circulación. La mirada recorre, abre el círculo de la aurora que sólo se dio en un punto, que se muestra como un foco, el hogar, sin duda, del horizonte. Lo que constituye su gloria inalterable».

La mirada. María Zambrano

FM.- Un precioso instante, fugitivo y duradero, fue la gala que tuvo lugar este 4 de abril en el Campus María Zambrano de Segovia. Bajo el sugerente título La mirada crítica, se concedieron los Premios a la Comunicación de Excelencia de Servicio Público. Fue un acto rebosante de emoción, conducido por Jesús Marchamalo y Pilar San Pablo, en el que todas las personas galardonadas compartieron su buen hacer por el bien común:

La investigadora Fátima Regina Cruz Sousa, con su necesaria labor por la equidad en el Master de Estudios Feministas e Intervención para la Igualdad (MEFI)

La directora Marian Arlegui, con su defensa de la Historia, con mayúsculas, al frente del Museo Numantino de Soria

La periodista Laura Barrachina, con la sonrisa que da la excelencia desplegada durante más de 40 años en el programa de RNE El Ojo Crítico

Los profesores Ignacio Aguaded y María Amor Pérez-Rodríguez, con su constante tejer de alfabetización mediática desde la Red Alfamed

El creativo Jorge Martínez, con su MUCHOYO, un altavoz revolucionario para la infancia

y

La escritora Irene Vallejo, una mujer “de palabras tomar” y el epidemiólogo Alfredo Corell, con su juego compartido de ciencias y letras. 

Especialmente sensible fue el momento en el que el presidente de la Asociación de Periodistas de Segovia, Mosco, le dio la palabra a Clara Martín, hija del fallecido periodista Aurelio Martín, que recordó con emoción al impulsor de los premios de periodismo Cirilo Rodríguez. 

Todos ellos recibieron una litografía del artista Luis Moro sobre María Zambrano en la que late la mirada del alma de la creadora de la razón poética.

¡Muchas gracias, Universidad de Valladolid y, en especial, a su vicerrector Agustín García Matilla, por hacerlo posible!