Fátima Martín.- Naturaleza, arte y poesía se abrazan este jueves, 14 de diciembre, en el Campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid en Segovia. El artista Luis Moro presenta su carpeta litográfica ‘Mariposas’, un homenaje a los cien años de poesía viva de la reconocida escritora uruguaya Ida Vitale. Y lo va a celebrar con un regalo muy especial: Con un vídeo de felicidades aladas, donde escritores, periodistas y amigos recitan poemas de y para Ida Vitale, animados con las pinturas del artista. 

Acompañado de la filósofa Mercedes Gómez-Blesa y del realizador Miguel Ángel Gil Martínez, Moro echará a volar sus Mariposas con poemas y animaciones. En el encuentro poético se exhibirá un audiovisual homenaje con voces en off de: José M. Espinasa, Gloria Garrido, Mercedes Gómez-Blesa, J.A. Gómez Municio, Fátima Martín, Marifé Santiago, Angélica Tanarro y de la propia Ida Vitale. También se podrá visualizar el audiovisual SOS: Save Our Souls, realizado por la UVa en primavera, en la exposición del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente. 

La carpeta Mariposas contiene dos poemas de Ida Vitale y cuatro litografías de Luis Moro, dos de ellas con realidad aumentada. Elaborada en el Taller Del Prado de Madrid, ha sido concebida en torno a la poesía de Vitale y el mundo natural de Moro. Mariposas trasciende fronteras. La obra del artista nos habla de la migración, los insectos polinizadores y de la importancia de respetar los ciclos naturales. 

Son muchas las conexiones que unen a una poeta como Vitale con un artista como Moro. Además de su relación con México, comparten un profundo amor por la naturaleza, que envuelve todas las obras que ambos crean. Por eso fluye de manera tan natural su creación conjunta. Por eso sus Mariposas, en una polisémica mirada de Ida y vuelta, aletean de la palabra a la luz. 

Mirada de Ida… y vuelta*

La mirada se acuesta o retrocede,

se pulveriza por el aire si nadie la devuelve.

Por Fortuna, esta es una mirada de ida y vuelta.

Las palabras, como mariposas,

airosas,

aéreas,

aireadas, 

ariadnas,

aladas,

elevan su luz libre hacia lo alto.

Y el pintor tiende el puente de la mirada

y la devuelve con luces y con trazos. 

*Homenaje a Ida Vitale a partir de sus poemas:

Exilios

Fortuna

La palabra

Mariposas

Un pintor reflexiona

Río de mariposas

Las mariposas revolotean en los poemas de Ida Vitale, autora de títulos tan sugerentes como Jardines imaginarios, Donde vuela el camaleón, De plantas y animales: acercamientos literarios o Paz por dos. Estas lepidópteras también aletean entre la realidad y la fantasía en la obra de Luis Moro. A las mariposas monarca dedicó su serie Papaloapan en México en 2010. Es una constante en el artista la representación del mundo animal como metáfora de la vida y su metamorfosis. Con su río de mariposas, recreó a las monarca como símbolo de la vuelta del espíritu de los pueblos indígenas mexicanos purépechas. “Vía láctea de seres alados y espíritus libres que traspasando fronteras hacen alarde de la energía imparable de la naturaleza” (Moro, 2010). 

Curiosamente, la palabra “alma” proviene del latín anima, raíz misma de todos los animales, que está conectada desde la Antigüedad con el “soplo” de la vida. Exhala el mismo aliento la palabra en latín, animus, que su inspiración griega, ánemos. El verbo heleno ψυχή, psychḗ, que también designa el alma, también vuela. En sus orígenes, la palabra psyché significaba “mariposa”. Y de hecho, la vigésimo tercera letra del alfabeto griego, psi (Ψ), es el dibujo estilizado de este hermoso insecto. Posteriormente, pasó a utilizarse el término con los sentidos de “soplo”, “aliento”, “ánimo” y, finalmente, “alma” o “mente”. Por eso a la diosa Psique se la ilustra alada, y por eso el esqueleto imaginado de una mariposa con las alas extendidas se ha transformado en el símbolo de la psicología. 

Si hay una imagen que identifica el arte de Luis Moro son precisamente las alas, de transparente belleza, pura fragilidad y fortaleza, que se despliegan con todo su esplendor a lo largo de su obra. En ella hay alas de seda, de metal, alas de luz. Los títulos de las obras las evocan reiteradamente: Alados, Enlace alado, Alas de la memoria, Alas de cristal… Los élitros y las alas membranosas de sus oníricos insectos dejan traslucir el universo. El propio artista explica su obra en una bella frase: “Los animales son un pretexto para hablar de otras cosas, aunque el universo cuenta una de ellas en cada pequeño ser”. 

Ida Vitale, Premio Cervantes, FIL de Literatura en Lenguas Romances, Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca y Commandeur de la Orden de las Artes de las Letras de Francia, entre otras distinciones, no es la única escritora con la que el hombre-puente Luis Moro, reciente Premio Castilla y León de las Artes, Embajador de la Paz y la Cultura en México, ha compartido visiones poético-artísticas grabadas en piedra. También lo ha hecho con la mágica cronista mexicana Elena Poniatowska y el poeta vigilante de la nieve, Antonio Gamoneda, entre otros. Y todos ellos comparten con María Zambrano el premio que lleva por nombre al autor de El Quijote, el máximo galardón de las letras en español. Fue precisamente en el mismo Campus que lleva el nombre de la filósofa donde el artista presentó su particular homenaje en Memoria de la creadora de la razón poética.

Homenaje a Ida Vitale. Presentación de la carpeta Mariposas de Luis Moro

Salón de Actos del Campus María Zambrano de la UVa en Segovia

Jueves 14 de diciembre

19:45h.